Reflexiones en alto sobre las lineas de pesca con mosca

Tras varias conversaciones con conocidos en los últimos tiempos sobre líneas y su implicación en el lanzado he decidido escribir un pequeño artículo donde dar mi visión sobre ellas. No quiero entrar en aspectos muy técnicos porque la idea es dar un poco de luz a los que no tienen muchos conocimientos sobre este tema y porque posiblemente no esté lo suficientemente preparado para poder hacerlo a un nivel superior.

fly fines.jpg

Lo primero de todo, decir que una línea es simplemente un instrumento que nos permite mandar lejos una mosca ligera, todo ello, gracias a su  propio peso junto con la energía que le proporcionamos con nuestra caña durante el lanzado.

Entonces: ¿Qué cosas tienen influencia en una línea? Vamos a ello.

 

El perfil y a distribución del peso en la línea:

Ambas cosas condicionan enormemente el comportamiento de una línea, esto va mucho más allá de si la línea  es DT o WF. Hay otras aspectos que tienen mucha influencia en el comportamiento de la línea pero que generalmente se desconocen. En ese sentido, hay cosas que deben tenerse en cuenta a la hora de comprar una línea, puesto que la elección de la línea tiene una relación directa entre poder lanzar con comodidad o con dificultad. Podemos encontrar una gran variedad de perfiles en el mercado, cada uno se adapta mejor a unas u otras situaciones y muchas veces elegir entre distintas líneas puede ser un quebradero de cabeza. Por esa razón, creo que cuando quieres comprar una línea, debes ante todo pensar el tipo de pesca que vas a hacer con ella y buscar la línea que se adapte a ello.

La relación entre el perfil y la distribución del peso de la línea es muy evidente y por tanto su implicación en el lanzado puede tratarse de forma conjunta.

Entonces: ¿Cómo influye el perfil en el lanzado? Ok, voy a intentar simplificar un poco como funcionan las líneas.

Para poder llevar a cabo esta simplificación vamos a hacer una dicotomía simple: Cono delanteros largos o conos delanteros cortos.

  • Un cono delantero largo (para mí largo significa superior a unos 4,5m) tiene como característica principal que su punta es mucho más ligera que la parte trasera. Esto facilita la disipación de la energía que hemos proporcionado a la línea y por tanto en teoría cuando llega al agua puede hacerlo de una forma más suave. También el hecho de que la masa de la línea disminuya notablemente en la punta permite que ésta aumente su velocidad y por tanto es más fácil conseguir bucles estrechos, los cuales son muy útiles en algunas circunstancias. Por otro lado, este tipo de línea destaca si quieres hacer lances rodados o cuando necesitas hacer mendings (correcciones de línea), puesto que la masa trasera de la línea es muy superior a la que tienen en la punta y por tanto es más fácil “tirar de ella”. Como contrapartida, este tipo de línea no es adecuada para pescar muy en corto, puesto que al tener poco peso en los primeros metros, resultará más difícil generar carga suficiente en la caña. El viento tiene bastante influencia sobre ellas. Tampoco son adecuadas para usar bajos muy largos por lo comentado anteriormente, disipan más cantidad de energía y eso puede provocar que no tengas energía suficiente para mover un bajo muy largo. Como ejemplos de este tipo de línea encontramos: Las Royal Wulff TT, Rio LT, Scientific Anglers VPT o Guideline Presentation por citar algunas.

 

  • Cono delantero corto: Podría aplicarse justo lo contrario de lo expuesto anteriormente. Éstas líneas tienen un cono delanteroque decrece de forma más brusca y la diferencia de peso entre la punta y la parte trasera aunque sigue existiendo, ya no es tan evidente. Facilitan generar carga con menos cantidad de línea y son muy eficaces para poder lanzar bajos más largos o moscas con más peso. Por el contrario, sus puntos débiles son que es más difícil conseguir posadas suaves que con las anteriores, aunque en ese sentido, considero que la técnica del lanzador tiene mucha influencia en la suavidad de la posada, pero si nos quedamos con la teoría, sí que deberían tener una posada más brusca y que  el mayor peso en la punta, dificulta que sea arrastrada al realizar un lance rodado. Como ejemplo de este tipo de líneas tenemos Rio Gold, Scientific Anglers MPX, Guideline Experience, ect.

 

El peso de la línea: he ahí el gran dilema! El peso de la línea suele crear gran confusión para muchos pescadores y además es un tema muy controvertido. Para entender esto hay que tratar a la línea desde un punto de vista numérico.

¿Qué quiere decir que una caña es el número 5? pues la respuesta más evidente sería decir que  es aquella que está diseñada para lanzar una línea 5, pero esto es muy relativo, porque no es lo mismo estar volando 4 metros de una línea 5 o 25 metros, el peso que estaríamos moviendo es muy diferente, y eso nos indica lo ambigua que es la numeración de la caña.

Por esta razón creo que tenemos que pensar  no el número de línea, sino en el peso que estaremos volando. Según la AFTMA, una línea se clasifica como 5 si el peso de sus primeros 9,15 metros pesan en torno a 140 grains (algo así como 9,07 gramos). Esa cantidad de masa la podemos igualar con pocos metros de una línea 9 o con muchos de una línea 2, la caña podría lanzar cualquiera de esas líneas si se ajusta la cantidad de línea que estés volando, o en otras palabras, si volamos la cantidad de línea que nos de la masa adecuada para la caña que estés usando.

¿Cómo podemos apicar esto en una situación de pesca? Pues por ejemplo si tienes una caña de línea 5, la elección de la línea tiene que ver con la distancia que vayas a lanzar. Si vas a pescar de punta o muy en corto, seguramente saques más partido a poner una línea 6 y si por el contrario vas a pescar muy largo y usas una línea 4 no sentirás tu caña va sobrecargada. (evidentemente todo esto depende de la caña que uses, que también daría para un artículo).

Otro aspecto importante es el estilo de lanzado que tengas. Si tienes un golpe de lanzado agresivo (rápido y brusco), puedes generar más carga en la caña con menos peso de linea. Todo esto lo explica la física, pero no quiero entrar en ello.

woda siwa
Una linea superior a la recomendada y con un cono corto, puede ser una gran elección para una situación como la que se presenta aquí

 

La longitud de la cabeza (en el caso de líneas WF): Las líneas WF tienen una cabeza en la que se concentra el peso de la línea y un running, que es una sección fina cuyo objetivo es mejorar el disparo de la cabeza. Una vez que has sacado toda la cabeza de la línea por la puntera de la caña, es difícil volar muchos más metros, y cuanto más metros de running estés volando más se complica, por lo tanto: es hora de disparar la línea. La longitud de la cabeza es importante en función del escenario en el que estés pescando. Si pescas un río pequeño/mediano, una cabeza de 8 metros será más que suficiente, pero será complicado si quieres pescar con esa misma línea en grandes ríos donde necesitas lances que rondan o superan los 20 metros de forma habitual, porque una cabeza corta no tiene la suficiente masa como para hacer disparos de línea muy largos. Sin duda, podrás lanzar más largo cuanto mayor sea la longitud de cabeza que puedas controlar, aunque de forma general, hay que decir que lanzar muy largo pescando en ríos puede ser contraproducente.

porma
Una linea más ligera de lo recomendado, con un cono largo y una cabeza también larga puede ser una gran elección para pescar ríos como este

Otros aspectos a tener en cuenta en la línea podría ser que tengan un recubrimiento que deslice bien, lo cual tiene mucha influencia en el lanzado, si es flotante debe flotar bien alta, especialmente importante en la punta, debe tener una durabilidad adecuada (no quiero que tenga de durar demasiado, más bien que no debe durar demasiado poco), debe tener la menor memoria posible, etc.

Y creo que hasta aquí he llegado. Supongo que me habré dejado alguna cosa sin comentar o no habré sido lo suficientemente claro en otras. Posiblemente tenga errores o incluso ningún acierto pero sí que puedo decir que es tal como yo veo este amplio mundo de las líneas de pesca. ¡Si tienes cualquier duda, consulta o debate que proponer, házmelo saber!

 

Conversaciones con mi bajo de línea

El bajo de línea es un elemento fundamental cuando intentamos pescar con mosca, del bajo de línea depende en buena medida el éxito o el fracaso cuando pretendemos engañar un pez, y aún así no se suele dar esa importancia que se merece, sobre todo si lo comparamos con otras partes del equipo.

Con este artículo quiero hablar sobre mi visión en cuanto a cómo construir un bajo de línea y cómo adaptarlo a cada circunstancia que nos encontremos.

Lo primero de todo que hay que entender de forma conceptual que es un bajo de línea: Un bajo de línea es un elemento que une la línea y la mosca, que generalmente es decreciente para permitir que la energía que es transmitida desde la línea vaya disipándose para permitir que la mosca tenga una posada suave.

Tiene 3 partes claramente diferenciadas: el butt que es grueso, la parte intermedia que es decreciente y el tippet, que es la última sección del bajo y donde va atada la mosca. La proporción de estos tres elementos es fundamental en el correcto funcionamiento del mismo. De esa forma considero que los bajos anudados son la única alternativa viable para conseguir un bajo de línea adecuado para nuestras necesidades. Con esto no quiero decir que los bajos cónicos que pueden comprarse sean malos, nada más lejos, pero su perfil está prefijado de fábrica y por tanto es poco adaptable.

A la hora de confeccionarlo se pueden utilizar dos caminos, por un lado usar múltiples secciones con una disminución gradual que disminuya 0,05/0,1 mm o se puede optar por simplificarlo y realizar unos saltos más grande entre diámetros y disminuyendo el número de secciones. Yo personalmente opto por esta segunda opción porque creo que disminuyendo el número de nudos eliminamos puntos conflictivos en el bajo de linea y porque realmente no encuentro una diferencia significativa entre ambos tipos de bajos.

Cuando quiero un bajo para una circunstancia concreta, siempre lo hago desde un enfoque “matemático” e intento construirlo respetando unas proporciones. Generalmente uso como base la proporción 50/30/20. Es decir, un butt que tenga un 50% de la longitud del bajo, una sección decreciente de un 30% y un tippet de un 20%. Para el butt lo recomendable serían un grosor entre 0,55 y 0,45, la sección intermedia tendría un tramo del 0,35/030mm y otro de 0,20/0,18 mm acabando en una microanilla donde atar el tippet que sería del grosor que considere necesario para cada situación.

Evidentemente esta proporción no es inamovible (todo lo contrario), y en función de las sensaciones puedo modificarlo sobre la marcha. Si el bajo transmite mucha energía disminuyo la longitud del butt y si por el contrario el bajo se colapsa y no me permite moverlo bien, disminuyo la longitud de las partes con menos grosor (esto siempre hablando como una solución rápida a pie de río).

A la hora de elegir la longitud y el diseño del bajo es muy importante tener en cuenta varios factores.

  • Cuando mayor es el volumen, peso o resistencia aerodinámica de la mosca, más corto y con mayor proporción en el butt debe tener el bajo y viceversa.
  • Partiendo que tener una bajo construido equilibradamente, un bajo más corto permite un poco más de precisión que uno largo.
  • Con viento, un bajo largo es más difícil de controlar.
  • Un bajo largo, siempre que se pueda controlar perfectamente, permite evitar dragados más eficazmente

Llegados a este punto queda buscar el bajo que nos permita cómodo, evidentemente la experiencia hace que sea más fácil, pero creo que cualquier pescador está perfectamente preparado para encontrar un bajo adecuado siguiendo simplemente sus sensaciones y corrigiendo en función del comportamiento del bajo que estén usando.

silver trout2.jpg
Tener un bajo adecuado es realmente importante para intentar pescar peces selectivos como esta trucha cantábrica.

Y para acabar el artículo, me gustaría decir que no pocas cosas hay tan personales y subjetivas en la pesca a mosca como el bajo de línea, por lo que quizás no es la mejor opción copiar el bajo de línea de otros pescadores. Quizás es un camino más largo y lento, pero experimentar con distintos bajos de línea, permite comprender cómo funciona un bajo de línea y cuando llegas a ese punto los resultados y el grado de satisfacción seguro que compensan con creces el tiempo invertido.